RESISTENCIA A LAS EMOCIONES

Competencia 6: Resistencia a las emociones

Continuamos esta semana con “La Guía para el Auto-Desarrollo de Ejecutivos” de la mano de mi apreciado compañero, psicólogo y coach, Antonio Fuentes; ya hace unas semanas te explicábamos en qué consiste dicha Guía, su filosofía y el funcionamiento. Si te lo perdiste puedes volver a leerlo haciendo click aquí.
Las 11 cualidades del “ejecutivo de éxito” (obtienen más resultados y/o más rápido que otros ejecutivos) se clasifican en tres grupos, que constituyen tres niveles diferentes. Las números del 3 al 7 son habilidades y atributos concretos que afectan directamente al comportamiento y al rendimiento. Así, por ejemplo, la número 6 es la habilidad o cualidad que permite a los ejecutivos gestionar sus propias emociones y conectar adecuadamente con las emociones de los demás.

Vamos a por la cualidad número 6: Resistencia a las emociones

El trabajo del ejecutivo trae consigo un determinado grado de estrés y tensiones emocionales, que se producen como una consecuencia natural al trabajar en situaciones que implican autoridad, liderazgo, poder, conflictos interpersonales, metas a conseguir y plazos de tiempo a cumplir, todo en un marco de trabajo con un determinado
grado de incertidumbre y ambigüedad. El ejecutivo de éxito debe ser lo suficientemente resistente como para poder con todo esto. Cuando decimos «resistencia» no nos referimos a que se vuelva insensible y con piel de rinoceronte ante situaciones de estrés, sino que sepa manejar la situación manteniendo el control de uno mismo y «cediendo» hasta cierto punto.

Preguntas orientadoras

¿Intentas ser objetivo y no preocuparte por tus sentimientos?
¿Te preocupas al no poder saber de antemano si has tomado la decisión correcta o no y cómo eso afectará a los demás?
¿Tienes problemas para dormir por la noche?
¿Cuando estás nervioso o cansado te pones de mal humor e irritable?
¿No crees que haya que darle mucha importancia a los sentimientos?
¿No dejas que las emociones te afecten en tu trabajo, te limitas a actuar según los hechos o datos objetivos?
¿Eres consciente de que te comportas de forma inadecuada, pero no sabes cómo parar o cambiar tu forma de comportamiento?
¿Le das vueltas y vueltas a los problemas en tu cabeza?
¿Nunca compartes con otros tus sentimientos o tus preocupaciones?
¿La mayoría de los días te levantas con la impresión de que es lunes?
¿Cómo controlas las sensaciones de estrés, tensión, ansiedad o cansancio?
¿Con quién hablas sobre tus preocupaciones y ansiedades?
Piensa en la situación de mayor estrés que hayas vivido últimamente
¿Cómo reaccionastes?
¿Qué haces cuando te emocionas?
¿Cómo te comportas ante situaciones de ambigüedad? ¿Puedes recordar algún ejemplo?
¿Qué haces para asegurarte de que no te vuelves ni demasiado insensible ni excesivamente afectado por las emociones?
¡Ahora toca ponerte a ello! ¿Qué objetivos te vas a marcar?
¿Qué actividades vas a realizar?
¿Puedes? ¡Ponte a Ello! ¿No Puedes? ¡Te Ayudo!

La próxima semana te entregaremos la competencia 7: Espíritu proactivo y tendencia a actuar con un propósito ante los acontecimientos.

Deseando que tengas una excelente semana, recibe un afectuoso saludo.
Arancha C. Casanova.
Nota: “Ser Empresario Sin Mentor Es Como Ser Deportista Sin
Entrenador”. (Arancha Casanova)
¡Si te ha gustado Comenta y Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *